Evolución de las raquetas de tenis

Escuela de Tenis del RACE

#quedateencasa

Evolución de las raquetas de tenis

¿Cómo ha sido la evolución de las raquetas de tenis? René Lacoste introdujo muchos cambios en la ropa en el último siglo. No solo la indumentaria ha sufrido grandes cambios. También el arma de los tenistas, la raqueta ha tenido muchas modificaciones desde sus inicios. Esto es un resumen de su historia y la Escuela de Tenis del RACE nos lo cuenta.

El juego de la palma

El tenis como lo conocemos tuvo sus inicios en el siglo XII en Francia, en dónde se introdujo el “Jeu De Paume”, que consistía en golpear una pelota con la palma de la mano. Recién en el siglo XV, las raquetas comenzaron su participación en el deporte. Las primeras eran más pequeñas que las actuales, tenían un cordaje diagonal con marco de madera y no se diferenciaban del mango.

Las primeras mejoras

A pesar de que existieron algunos cambios, recién en el siglo XIX se observó la primera gran modificación, en el cual el mango se diferenció y el cordaje pasó a ser horizontal y vertical. En otras palabras, se dejó de fabricar raquetas de una sola pieza. En el mismo siglo, predominó la madera como el material que se utilizaba para la elaboración de las raquetas, aunque de distintos tipos como de: fresno, nogal, roble, caoba o acebo. Siempre tratando de conseguir un peso más liviano en las mismas.

Con el correr de los años, las mejoras continuaron. En 1930 apareció un clavo en forma transversal en el cuello de la raqueta, con el que se buscaba darles más solidez a los golpes de los tenistas.  Ya en la década del 50, se industrializó la producción de raquetas de madera laminada, con manga de cuero y cuerdas de nailon. Marcas como Spalding, Slazenger, Dunlop y Wilson encabezaban el mercado en ese entonces.

El metal derriba a la madera

Rene Lacoste, quien ya había revolucionado el tenis en materia de ropa, presentó una raqueta metálica en 1965, que luego fue patentizada por Wilson, con el objetivo de proporcionar fuerza y ligereza para los jugadores. Jimmy Connors, el tenista con más títulos en el deporte, fue el principal exponente con la Wilson T-2000.

Nuevos materiales y el futuro

El reinado de la madera en el tenis, que ya había comenzado su declive antes, se derrumbó por completo en la década del 80 y se empezó a dar paso a materiales como: el grafito, la fibra de carbono o Kevlar. El mango ya se recubría con materiales más sintéticos, para que el tenista obtuviera un mayor agarre. Actualmente la mayoría de las raquetas están hechas de fibra de vidrio o hiper carbón, con mangos de fibra de carbón.

La tecnología sin duda ha tenido una gran repercusión en la evolución de este producto. Las modificaciones se acrecentaron a pasos agigantados en los últimos 100 años, con lo cual no sería tan descabellado pensar que los modelos de raquetas, como las conocemos ahora, puedan tornarse en irreconocibles en las próximas décadas.